[adrotate banner="32"]

Susan Montoya: la muerte me enseñó que la prioridad es la salud emocional

Susan Montoya Blandón nació en Colombia, a los 4 años su familia emigró a Venezuela buscando calidad de vida y aunque no tenían recursos era ambiciosa, inteligente y arriesgada. Estudió Ingeniería en Sistemas y a los 21 años montó: Computer House, luego de trabajar por varios años para IBM, transformó su cuarto en un centro de operaciones, logró convertirse en mayorista de piezas para computadoras y a los 23 años era una empresaria.

Tras emigrar a EE.UU su primer trabajo fue en un centro de estética, sin perder tiempo sacó su artillería de profesional y a la par fue voluntaria de las obras sociales de la Alcaldía, experiencia que la preparó para trabajar en la logística del certamen Miss Universo junto con el staff de la Corporación Trump a través de la Fundación Doral Pro Health. Estuvo a cargo de la comercialización y relaciones con proveedores. Más tarde, Susan creó su propia empresa y presentó una serie de iniciativas y encuentros corporativos, muchos de ellos para beneficiar a fundaciones como Doral Pro Health, de la cual hasta hoy día es la Directora Ejecutiva y a la que dio vida junto a varios empresarios.

Un colapso te hizo ver la muerte de cerca ¿qué aprendiste?

“Tenía un nivel de estrés muy fuerte, sobre mis hombros la responsabilidad de dos grandes eventos, descuidé mi salud, viví experiencias familiares difíciles, pero utilicé el trabajo para evadir, estaba en la cúspide, en mi mejor momento empresarial, colaboré junto a los famosos motivadores Tony Robbins y Daniel Habif y, de repente, perdí la salud, el dinero y el amor, se me rompió el corazón, sé que no puedo cambiar el pasado, pero me hubiese gustado aliviar mis penas emocionales, mi lección aprendida es que no puedes hacer nada exitoso si tu yo interior no está bien. Primero Dios, luego tú, después tu familia y luego lo demás”.

¿La clave para emprender y mantener tu equilibrio?

“La vida me preparó para el futuro, cuando surgió la pandemia ya me habían operado del corazón y me ocurrió algo maravilloso, descubrí mis talentos para reinventarme, estudié negocios online, asesorías, e incluso parte de mi entrenamiento con grandes figuras públicas era sobre cómo  repotenciaban su marca, me había convertido en productora, coach, especialista en marketing, branding, en fin, era un producto más de mi propio portafolio, conecté con los negocios online y todo empezó a fluir. Cuando alguien me pide asesoría para crear una empresa o una fundación en EE.UU. se me hace fácil porque ya he pasado por el proceso muchas veces, manejo el know how, y hoy día impulso a otros emprendedores a que tengan su propio negocio online, desarrollen sus propias fortalezas y les saquen provecho para que moneticen”.

¿Enfocada?

“En 1 año he logrado financieramente lo que no pude en 8, ingresé en una nueva plataforma de negocios para apoyar a alguien y me apasioné, estudié el plan de compensación, los productos, es una marca vegana, fue una fusión perfecta para seguir adelante, descubrí un talento más en mí, perdí el miedo a vender en público a través de las redes sociales y he recibido un entrenamiento que le da un plus a lo que ya sabía”.

¿Le temes a la muerte?

“La operación me hizo ver que entre la vida y la muerte solo hay un suspiro, me entregué en cuerpo y alma a la voluntad de Dios, sinceramente no le temí.

¿Tu mayor sueño material, qué sería?

“Un edificio con 3 pisos, corporativo, con fundaciones, desarrollo académico. Desde los 17 años he visualizado un edifico así, a mis 44 años me falta solo el edificio, lo demás lo tengo. Jajaja”.

¿Quién es Dios para ti? 

“Mi espíritu santo es mi mayor sponsor, el gerente de mi vida, mi todo, Dios me ha hecho experimentar una vida sobrenatural llena de lecciones, esta vida nos muestra infinitos milagros cada día, minuto a minuto, hay que captar a través de todos los hechos las señales que él nos manda.

¿Qué has aprendido, cómo es tu vida ahora?

“No volvería a estar en desequilibrio, mi balanza estaba inclinada hacia lo que no era prioridad, antes no tenía tiempo para cocinar y dedicarme a la familia, ahora justo a través de la comida demuestro el amor a mis hijos Nicole y Brandon, mi familia está en mi agenda, mi vida es un rompecabezas que hoy día une las piezas de lo vivido”.

 

 

About Comunicados

Comunicados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*