Cuando las piernas duelen

Basta que duelan las piernas para saber que algo no anda bien. Busque la solución a tiempo para evitar graves consecuencias.

Sheyla Mosquera *       

Si pasa largas horas sentado o parado, por su trabajo o viajes prolongados, es probable que sienta dolor o pesadez en las piernas.  Síntomas que la mayoría de gente lo pasa por alto, pero no es correcto ignorarlo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indican que todos quienes viajan sentados por avión, automóvil, bus o tren, por más de cuatro horas sin moverse corren el riesgo, aunque reducido, de que se formen coágulos de sangre en las venas profundas de las piernas.

Puede sucederles especialmente a las personas que tienen otros riesgos de originar coágulos. Estos son tener más de 40 años, obesidad, várices, antecedentes familiares de coágulos de sangre, cáncer activo, usar anticonceptivos con estrógenos o terapia de reemplazo hormonal, entre otros.

En muchos casos, dicen los CDC, los coágulos se disuelven solos. Pero es  un grave problema cuando una parte de alguno de ellos se desprende, se desplaza a los pulmones y crea un bloqueo llamado embolia pulmonar que puede ser mortal.

Según el doctor Ernesto Intriago Giler, flebólogo y linfólogo, muchas veces, hay quienes no le dan importancia a los dolores en las piernas porque desaparecen solos sin tomar medicación y no les impiden caminar.  Por eso, los consideran banales o pasajeros.

En realidad, hay que tener mucho cuidado. Si el  dolor es intenso y se acompaña de edema o hinchazón en aumento, subiendo del pie a la pierna, con enrojecimiento, calambres o moretones,  hay que descartar una trombosis (obstrucción por un coágulo).

Incluso, los  pacientes con diabetes, aterosclerosis o fumadores crónicos que sienten dolor moderado en las  pantorrillas al caminar 2 o 3 cuadras, podrían padecer de patología arterial claudicante, que se produce cuando hay poco flujo circulatorio.

Además, si hay cambios de coloración en la piel y frialdad, más dolores  intensos durante el reposo de los pies,  que no cede con la administración de antiinflamatorios,  hay que  sospechar en una arteriopatía obstructiva. Esta se produce cuando la lesión aterosclerótica – placas de colesterol, grasa, calcio– obstruye el vaso por completo.

Intriago agrega que la falta de circulación sanguínea a nivel de la piel puede terminar en necrosis -muerte de tejido-,  que deberá ser resuelta cuanto antes para evitar la  pérdida del pie o amputación de la pierna.

Problemas articulares

Para el doctor Mario Moreno Alvarez, especialista en reumatología,  el dolor en las piernas también se produce por problemas articulares y en particular por compromiso de rodillas, caderas o pies.

En las personas que pasan mucho tiempo sentados o parados, refiere, el malestar puede originarse en los pies por tendinitis (inflamación de tendones), espolones (pequeña protuberacia del hueso del talón), pies planos, metatarsalgias (dolor en parte anterior de la planta del pie) o por zapatos inadecuados como tacos altos o con punta, entre otros.

Las rodillas también causan dolor frecuente si tienen algo de desgaste articular (Osteoartritis) agravado por la falta de ejercicio físico o por el sobrepeso. El síntoma más típico de esta enfermedad es esa sensación de “rigidez” o “envaramiento” luego de estar algún tiempo sentado o bien a la mañana al levantarse, manifestación que mejora a los pocos minutos con el movimiento.  Asimismo, se debe descartar alguna lesión o enfermedad de cadera o columna como osteoartritis, hernias, inflamación del nervio ciático, entre otros.

Muchas de estas lesiones, indica  Moreno,  si no son atendidas a tiempo tienden a cronificarse  y a deformar las articulaciones que reciben el impacto o  presión de la descarga postural. 

Mejoría rápida y precisa

Una vez determinada la causa del dolor de piernas  y  corregida los factores predisponentes y agravantes, se consigue una mejoría rápida y efectiva. De eso dependerá  qué tratamiento se realice.

Si el paciente sufre  una  trombosis en etapa aguda, explica Intriago, se pueden aplicar procedimientos fibrinolíticos,  tromboaspiración mecánica y el uso de  los nuevos anticoagulantes orales.  Y si el problema es un cuadro obstructivo  isquémico se aplican los procedimientos de revascularización endovascular.

Según el cirujano vascular  Daniel Onorati, los procedimientos fibrinolíticos son drogas que actúan directamente sobre el coágulo rompiendo las uniones proteicas que lo mantienen estable (la fibrina).

Mientras que la tromboaspiración mecánica es un método endoluminal donde se conecta un aspirador de gran poder a un catéter que, en contacto con el coágulo, lo aspira para su extracción.

“En cuanto a  los nuevos anticoagulantes orales si bien la experiencia con ellos es aún reciente, su primordial ventaja es evitar la inyección para el tratamiento, ya que suele ser prolongado. La vida media (período durante el cual son eficaces) parece difícil de controlar,  pero cada vez es más frecuente su utilización”. 

Por último, menciona Intriago, en pacientes con edema extremo provocado por un cuadro infeccioso hay tratamientos desde antibióticos hasta terapias descongestiva complejas en base a drenajes linfáticos manual y presoterapia neumática intermitentes. Además, aparatología y ejercicios funcionales especializados para una pronta recuperación.

Recomendaciones  para evitar dolor de piernas 


*Realizar un chequeo a tiempo y preventivo.
*Usar zapatos cómodos y evaluar por medio de estudio de la marcha y huella plantar el uso de plantillas ortopédicas.
*Usar medias de varices de compresión preventiva o  moderada compresión si ha tenido varices o ha sido operado para evitar la recidiva o reaparición de otra que se puedan enfermar.
*Bajar y  mantener el peso.
*Realizar ejercicios de bajo impacto como caminatas, bailoterapias pilates , bicicletas, entre otros. 
*En pacientes diabéticos hay que extremar cuidados de la piel (hidratarla), uñas y  dedos y callos. *Usar calzado y medias especiales y controlar los pies por un podólogo certificado.

 

Sheyla Mosquera es una periodista con más de 20 años de experiencia en la redacción de temas de bienestar: salud, familia, psicología, sexualidad y más.

 

 

About Comunicados

Comunicados