Menos Dinamismo

En toda economía al mismo tiempo hay destrucción y creación de empleo. Durante las recesiones hay más destrucción que creación de puestos de trabajo, mientras que se crean más empleos de los que se destruyen durante las expansiones. La velocidad de la reasignación entre la destrucción y la creación de empleos se conoce como dinamismo económico.

Desde esta perspectiva, durante las dos últimas décadas, la economía de Estados Unidos ha perdido dinamismo. Lo cual puede ser ilustrado por la tasa exigua de creación de empleo y consecuente lenta reducción del desempleo, sobre todo después de la recesión de 2001 y la Gran Recesión de 2008-2009. Por ejemplo, cuatro años después de la última recesión, el desempleo ha disminuido desde 10 por ciento, pero sigue elevado en 7,3 por ciento, como consecuencia de la tasa modesta de crecimiento económico de 2,2 por ciento.

Una conferencia reciente, celebrada en el Banco de la Reserva Federal de Atlanta, examinó la pérdida de dinamismo en la economía estadounidense e intentó identificar algunas de sus causas. Entre otros, uno de los factores más importantes identificados fue la disminución de la participación relativa de empresas nuevas en la actividad económica, las cuales son las más activas en la destrucción y en la creación de empleo.

El Presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta Dennis Lockhart, en discurso reciente, reconoció que hay “muy poco crecimiento en el número de empresas creadas desde el fin de la (última) recesión, y aquellas que están comenzando en promedio están creando menos nuevos empleos.”

ISAAC COHEN

Por Isaac Cohen

Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

 

LESS DYNAMISM

By Isaac Cohen*

In every economy there is at the same time creation and destruction of jobs. During recessions there is more job destruction than job creation, while more jobs are created than destroyed during expansions. The speed of reallocation between job destruction and job creation is known as economic dynamism.

From this perspective, during the last two decades, the US economy has lost dynamism. This can be illustrated by the meager rate of job creation and consequent slow reduction in unemployment, particularly after both the 2001 and the Great Recession of 2008-2009. For instance, four years after the last recession, unemployment has decreased from 10 percent, but it remains elevated at 7.3 percent, as a consequence of the modest average rate of economic growth of 2.2 percent.

A recent conference, at the Federal Reserve Bank of Atlanta, examined the loss of dynamism in the US economy and tried to identify some of its causes. Among others, one of the most important factors identified was a decline in the share of economic activity by young firms, which are the most active in the destruction and creation of jobs.

The President of the Federal Reserve Bank of Atlanta Dennis Lockhart, in a recent speech, recognized “there has been very little growth in the number of businesses being launched since the end of the (last) recession, and those that are starting are creating fewer new jobs on average.”

 *International analyst and consultant. Commentator on economic and financial issues for CNN en Español TV and radio. Former Director, UNECLAC Washington Office.

 

About Comunicados

Comunicados