[adrotate banner="32"]

Familia Isaías vinculada al tráfico de órganos de bebés abortados en estados unidos

El pasado 13 de febrero, el Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos arrestó a los hermanos Roberto y William Isaías con miras a su deportación a Ecuador. El representante de la entidad de control migratorio, Néstor Iglesias, indicó que los hermanos estaban “ilegalmente presentes” en Estados Unidos. Al margen de los litigios que mantienen en Ecuador, miembros de la familia Isaías tiene un historial criminal en el Estado de California-Estados Unidos donde están vinculados al escándalo de venta de órganos y tejidos humanos, en particular de bebés abortados, con los que traficaron internacionalmente. 

El caso se remonta el año 2017, cuando el Distrito de Orange County en California demandó a 2 compañías: Da Vinci Biosciencies LLC y DV Biologics ambas fundadas y manejadas por Estéfano Isaías y sus hijos Andrés Isaías y Estéfano Isaías Jr. por TRÁFICO ILEGAL DE PARTES DE CUERPOS.  Las partes llegaron a un acuerdo que ascendió a los $7.8 millones de dólares y ordenó la clausura y fin de las operaciones de ambas compañías.  Andres Isaias, hijo de Estefano Isaías figuraba como Presidente de ambas compañías, mientras que su padre y hermano Estéfano Isaías Jr. estaban a cargo de las decisiones financieras y manejos contables.  Luis Isaías, hijo de Roberto Isaías, estaba también involucrado con estas compañías.  (http://lc.org/PDFs/Attachments2PRsLAs/2016/101416DVcomplaint.pdf)

Da Vinci Biosciences comenzó sus operaciones en 2008 como un laboratorio exclusivamente dedicado al desarrollo e investigación con células madres para el tratamiento de enfermedades, mientras que en marzo del 2009 comienza a operar DV Biologics LLC como la rama lucrativa del negocio familiar, compartiendo instalaciones, capital, inventario y personal contratado. En el 2012 también se incorporó la compañía The Bio Box LLC dirigida por Andrés Isaías que funcionó como un banco o laboratorio de células madres. En el estado de California es permitido conducir investigaciones científicas con células madres y el mercado basado en “células madres” se mueve en el rango de varios billones de dólares.(Orange County District Attorney News Release Tony Rackauckas, District Attorney)

Entre el 2009 y 2011 las compañías prácticamente triplicaron sus ganancias en ventas de tejidos y órganos humanos a compañías farmacéuticas e instituciones académicas alrededor del mundo a través de una red de distribuidores.  Para fines del año 2011 los acusados habían vendido ilegalmente tejidos y células de bebés abortados a: Japón, China, Singapur, Corea, Alemania, Suiza, España, Australia, los Países Bajos, Canadá y el Reino Unido.  Solo en el año 2012 las compañías tenían un inventario de 500 productos con más de 13 mil unidades disponibles para la venta, el inventario estaba valorado en $ 4.4. millones.

Las facturas de Da Vinci Biosciences muestran precios de $350 por hígado fetal, $ 500 por glándula timo fetal y $ 1.100 por células de tejido cerebro fetal y evasión de impuestos.   La investigación a cargo del Abogado del Distrito, Tony Rackauckas, determinó que la mayoría de las ventas prenatales generaban un margen de ganancias superiores al 70%, con productos “estrellas” como era el caso de la venta de fibroblastos renales prenatales, cuyo precio por unidad ascendía a $375, tomando partido de la ausencia de infraestructura y competencia en el mercado, lo que generaba ingresos netos que llegaban al 1.000%. 

Como parte del arreglo legal, los $7.5 millones correspondieron a un estimado del valor científico de las compañías, que se ajustaron a un plan de donación de las muestras biológicas, tejidos y células de adultos que conformaban su inventario, a una institución académica y científica sin fines de lucro afiliada a una prestigiosa escuela médica en Estados Unidos.  Los acusados también debieron donar y transferir los contenedores de almacenamiento del laboratorio y un equipo estimado en un valor superior a $ 10.000 además de que DV Biologics debió pagar al Condado $ 195.000 en penalidades civiles.

Este proceso legal representa el primer enjuiciamiento exitoso de una compañía de venta de órganos humanos, a raíz de la difusión de los videos periodísticos que formaron parte de la prestigiosa investigación “The Human Capital Project” del CMP Centro para Progreso Médico, hecha en 2015.  Los videos mostraron a los altos ejecutivos de Planned Parenthood discutiendo la venta de tejidos y órganos de bebés abortados de manera muy gráifca y con detalles grotescos.  Los primeros resultados de esta investigación sacaron a la luz pública que por 8 años consecutivos, la filial de PLANNED PARENTHOOD de los Condados de Orange y San Bernardino en California, suministró corazones, pulmones, cerebros e intestinos de bebés abortados a DV Biologics, los cuales eran revendidos. A cambio de proveer acceso a partes de cuerpos de bebés abortados, Planned Parenthood recibió cuantiosas contribuciones de la compañía DaVinci Biosciences por el curso de 8 años que duró el contrato. (Planned Parenthood Orange & San Bernardino Counties’ 2008 Annual Report claisifica a Da Vinci Bisociences como uno de sus mayores donantes) contributionsPPOSBC-AR08-09 (1).pdf

Actualmente las investigaciones del tráfico y venta ilegal de órganos por Planned Parenthood están a nivel del Congreso Americano: el Comité Judicial del Senado y al Panel de Investigación Selectiva de House of Representatives.  Ambas han corroborado las acusaciones y han descubierto sistemáticas violaciones a la ley por parte del Programa “Body Parts” y las compañías socias de la IPPF.   Por lo que estas entidades están bajo investigación del FBI y del Departamento Americano de Justicia. En el caso de las compañías socias de Planned Parenthood “Da Vinci” fueron las primeras en ser procesadas como resultado de la exitosa investigación periodística del Centro para Progreso Médico a través de una serie de 7 videos. (House of Representatives Judiciary Committee Chairman Bob Goodlatte, July 15, 2015 Press Release)

Acorde a la ley de California la compra o venta de tejido u órganos de embriones o fetos es considerada una práctica ILEGAL, INJUSTA Y FRAUDULENTA.  Bajo la Ley Federal de los Estados Unidos, es ILEGAL adquirir, recibir, o transferir cualquier tejido humano fetal que involucre el comercio interestatal y el delito es castigado hasta por 10 años en prisión y una multa de más de $500.000.  Se considera tejido humano fetal el tejido o células obtenidas de un embrión humano muerto o de un feto después de un aborto espontáneo o inducido a después del parto de un niño muerto.

La familia Isaías hizo cientos de miles de dólares en contribuciones a las campañas políticas demócratas y republicanas, en lo que se llegó a conocer como el Escándalo Clinton “Pay for Play”. Miembros de la familia Isaías entregaron directamente $ 300.000 a políticos demócratas incluyendo Hillary Clinton por medio de la intermediación de Cheryl Mills, acorde al New York Times.  A cambio, la familia recibió trato favorable por parte de la administración de Barack Obama y del Departamento de Estado a cargo de Hillary Clinton, el cual les expidió su inmigración y posterior asilo político en Estados Unidos, así como el rechazo a los intentos de extradición hechos por el Estado ecuatoriano.

“La industria del aborto ha mostrado uno de sus lados más perversos con el tráfico de órganos”, señaló Carlos Polo, Director de la Oficina para América Latina de Population Research Institute.

“Los videos producidos por Center for Medical Progress no dejan nada a la imaginación. Altos funcionarios de Planned Parenthood comercializaban los órganos de fetos abortados. A través de las cadenas de TV de EEUU, hemos sido testigos de que les llamaban autos Lamborghini a los fetos casi intactos, ocultando todo este negocio a las mujeres y ponían en riesgo sus vidas alterando los procedimientos de aborto para obtener órganos más frescos”.  

“La involucración de los hermanos Isaías en el tráfico de órganos fetales y el proyecto de despenalizar el aborto en Ecuador hacen que ese mundo de locura y de crueldad esté a un paso de volverse realidad en nuestros países de América Latina”, concluyó Polo.  

La investigación periodística del CMP Centro para Progreso Médico, ha elevado las investigaciones del tráfico y venta ilegal de órganos por Planned Parenthood a nivel del Congreso Americano: el Comité Judicial del Senado y al Panel de Investigación Selectiva de la Cámara de Representantes (House of Representatives).  Ambas han corroborado las acusaciones y han descubierto sistemáticas violaciones a la ley por parte del Programa “Body Parts” y las compañías socias de la IPPF.   Actualmente, estas entidades están bajo investigación del FBI y del Departamento Americano de Justicia. En el caso de las compañías socias de Planned Parenthood “Da Vinci” fueron las primeras en ser procesadas como resultado de la exitosa investigación periodística del Centro para Progreso Médico a través de una serie de 7 videos. (House of Representatives Judiciary Committee Chairman Bob Goodlatte, July 15, 2015 Press Release)

La administración de Donald Trump ha hecho importantes esfuerzos para quitar el financiamiento de Estados Unidos a todo programa que promueva el aborto bajo el eufemismo de “servicios de salud reproductiva para la mujer”.  Existe mucha evidencia que estos programas más bien están dirigidos a reducir un determinado tipo de población, constituyéndose en verdaderas prácticas eugenésicas y políticas de control natal.  Hay mucho más detrás de la venta de bebés abortados: una red que involucra políticos, dinero, control y valores antiéticos que van contra los principios y el derecho de la defensa y protección de la vida humana.

Imágenes de BBC.com

About Comunicados

Comunicados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*