[adrotate banner="32"]

El golpe de COVID-19 en la Florida (con la variante Delta) es muy diferente al año pasado, afirman los hospitales

Por Laura Rivera W *

Especial para La Familia de Broward

La cantidad de hospitalizaciones por casos de COVID-19, con la variante Delta, ha ido en aumento en el Estado de la Florida y rompió récords la semana pasada. Por esa razón, el gobernador Ron DeSantis organizó el miércoles una mesa redonda virtual con los directores generales de los hospitales del Estado del Sol para conocer la situación.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, este sábado había 13.747 internaciones de pacientes con COVID-19 en toda la Florida. Ese número representa el 24,16% del total de camas disponibles, según los informes de 253 hospitales.

El récord de internados por el virus se ha batido cada día desde el domingo 1 de agosto, cuando se superó el pico del año pasado, de 10.170 hospitalizaciones, alcanzado en la Florida el 23 de julio de 2020. Algunos hospitales han suspendido las operaciones quirúrgicas electivas y está instalando camas en salones de conferencias, auditorios e incluso cafeterías, según informaron medios locales.

Pese a estas cifras, los líderes de hospitales que participaron de la reunión del miércoles coincidieron en que el nuevo récord de internados no es tan drástico como el que se registró del verano anterior. Indicaron que algunas variantes han cambiado, entre ellas, la cantidad de muertos: mucho menor, y la edad de los contagiados: más jóvenes que en 2020.

Otro dato relevante mencionado por los médicos es que los pacientes con COVID-19 que ya estaban vacunados son un muy grupo pequeño: la mayoría es gente que llega al hospital por condiciones preexistentes y que presenta síntomas leves o es asintomática.

Los directores y profesionales de la salud destacaron la importancia de la vacuna para el COVID-19 como el mejor método en la lucha contra la variante Delta.

Orlando, Palm Beach y Miami

David Strong, director general de Orlando Health Hospital, indicó que el 95% de los ingresados por coronavirus no están vacunados y son más jóvenes que los pacientes del año pasado: antes la edad promedio era 64 años de edad y ahora es 40.

La situación de Orlando es similar a la que se observa en el condado Miami-Dade, afirmó Carlos Migoya, director general del Jackson Health System. Dijo que sólo el 12% de los 280 pacientes actuales de COVID-19 están vacunados, mientras que la mitad de ellos fue ingresada por otras razones.

“Una cuarta parte de estos pacientes están aquí por otros motivos, son asintomáticos y, por supuesto, cuando les hacemos el test, descubrimos que tienen coronavirus. Se los incluye en el grupo de infectados pero no están aquí por eso, explicó Migoya.

Por lo que observamos, el número de personas vacunadas que han sido ingresadas por COVID es mucho menor al de los vacunados e infectados que no están hospitalizados.

Migoya observó que, respecto al año 2020, los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach tenían la mayor cantidad de casos positivos de toda la Florida, mientras que este año el número es mucho menor.

El año pasado teníamos 400 pacientes a esta altura del mes, y este año estamos en 280. Las salas de urgencia estaban al 40% el año pasado, hoy están debajo del 25%. Otros hospitales en el sur de la Florida están incluso en una ocupación menor, entre el 15% y 20%.

Migoya dijo que el 78% de los residentes en el condado de Miami-Dade han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19. “Definitivamente hay una correlación con los condados de alta vacunación y las tasas de infección en esos condados”, dedujo.

Migoya admitió que el “pico es bastante fuerte, pero añadió que el número de muertes no es “ni cerca lo que era el verano pasado.Es drásticamente menor, destacó. Dijo que la baja mortalidad se relaciona con el hecho de que los pacientes infectados son más jóvenes que antes. El 90% de los adultos mayores de Miami-Dade están vacunados con las dos dosis.

El promedio de muertes diarias registrado la primera semana de agosto de 2020 fue de 185, mientras que este año ha sido de 88 por día durante el mismo período, según estadísticas publicadas por The New York Times.

Situación en Broward

El gobernador DeSantis le preguntó al director general del hospital Broward Health, Shane Strum, si ha visto la misma situación que en Miami-Dade, Palm Beach y Orlando.

“Los volúmenes de pacientes definitivamente se están moviendo en esa dirección, pero no están donde estaban el verano pasado”, dijo Strum. “El verano pasado se vio un aumento principalmente en el sur de Florida. Ahora se ve en todo el estado. Diría que nuestras cifras son comparables a las de otros grandes sistemas de atención sanitaria.

Strum dijo que el 95% de los pacientes con coronavirus no están vacunados. El año pasado la edad promedio era 70 años y ahora está en los 50 años de edad. Sólo el 20% de los pacientes de Broward Health tiene COVID-19.

Respecto a la variante Delta, dijo que están viendo más contagios porque esta variante es más contagiosa, pero los efectos son menos fuertes que lo visto el año pasado.

Ahora las personas infectadas y vacunadas suelen estar entre uno y dos días en el hospital, mientras que las no vacunadas están de cinco a siete días.

John D. Couris, CEO de Tampa General Hospital, coincidió con los otros líderes de la salud en que los pacientes con coronavirus son más jóvenes que el año pasado. Antes la media era 68 y hoy es 57 años de edaden su nosocomio. En este sentido, enfatizó: La campaña de vacunación a las personas ancianas y adultos mayores está dando buenos resultados.

Destacó que la mayoría de las personas vacunadas que han sido internadas con COVID-19 tienen otras enfermedades previas, como cáncer, o han sido transplantadas. Es gente que se contagia pero ya está en muy malas condiciones de salud o con el sistema inmunológico deprimido.

¿Qué recomiendan a la gente?

Los líderes de hospitales aconsejaron a las personas que no se retrasen en acudir al médico ante una emergencia médica por síntomas de coronavirus. Vayan urgente a la sala de emergencia si tienen cualquier síntoma grave por COVID, cualquier emergencia será atendida, aseguró Couris.

Las dos recomendaciones más importantes para la gente, según Carlos Migoya, son: Vacúnate y si estás infectado con coronavirus, ve al médico en los primeros siete días, monitorear tu oxigeno con el aparato que se pone en el dedo y, si tienes menos del 94%, debes correr a la sala de emergencias del hospital.

Migoya destacó que para salvar a la gente más allá de la vacuna, tienen el tratamiento de anticuerpos monoclonales para personas con alto riesgo, pero éste solamente hace efecto en los primeros siete días de la infección, no después. Hay gente que espera hasta el último minuto, cuando los síntomas son muy malos, y en ese punto ya es muy tarde para salvarlos.

*Periodista argentina con larga trayectoria profesional en el sur de Florida.

About Comunicados

Comunicados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*