[adrotate banner="32"]

Manuel Landívar: “El Censo es apolítico”

El subdirector regional anuncia más contrataciones para censar y desmiente que el cambio de fecha para terminar sea un movimiento político

 

Con un presupuesto de quince mil millones de dólares y el cierre dispuesto para el 30 de septiembre, la oficina del Censo sigue con su maquinaria para contar a los habitantes de los Estados Unidos, como lo establece la Constitución.

Los cierres debido al COVID19 han influido en el retraso, pero un pequeño ejército de “enumeradores” (personas que van a tocar las puertas para recoger la información) está ya censando a los hogares que no respondieron en línea el cuestionario del Censo 2020 y se avanza rápidamente.

Esta revista conversó telefónicamente con Manuel Landívar, subdirector del Censo para la región de Atlanta, en el cono sureste (Florida, Georgia, las Carolinas, Alabama, Misisipi y Luisiana) para saber un poco más del proceso.

Es la región más grande y diversa, de allí viene la importancia de ser censados”, asevera Landívar, quien ha trabajado casi 40 años en esa oficina gubernamental.

La respuesta voluntaria en Florida es del 61%

En los últimos 10 años hemos tenido un tremendo aumento de inmigración latinoamericana que se concentra sobre todo en los tres condados del sur (Miami-Dade, Broward y West Palm Beach)”, confirma Landívar.

Es el caso de los inmigrantes venezolanos y el millón de puertorriqueños (que son ciudadanos estadounidenses), entre otras nacionalidades, que han llegado a vivir al estado del sol.

Manuel Landívar. Foto cortesía

Landívar, quien entre varios temas aportó datos históricos sobre personas sin documentos a quienes el censo les sirvió para recibir la amnistía de 1986, también desmiente en esta conversación que la nueva fecha de cierre (un mes antes de la calculada) sea una maniobra política. “Es un ejemplo de manipulación de la información. El Censo es apolítico”, dijo.

El funcionario ha vivido cuatro censos y dice que este (el primero en la historia que da la opción de hacerlo en línea) va a ser el último en el que trabaje. “No importa cuánto mejoremos la metodología y la tecnología. El censo siempre tendrá éxito si las personas participan”, manifestó.

Aquí la entrevista:

-La Familia de Broward: ¿Cuál es la situación de conteo en Florida?

-ML: Florida está en un 69%. El 61% respondió por su propia cuenta y el 8% se ha obtenido por los enumeradores.

-LF: ¿Por qué la falta de respuesta?, hace una década ya se hubiera llegado al 70%

-ML: Hay muchos factores. La pandemia y el ambiente político y social influyen. También hay una enorme preocupación en cierto sector de la población indocumentada. Aunque la información es confidencial y protegida, es difícil aceptarlo.

Para los demógrafos, esto es importante y una razón mayor para que participemos en el Censo. Esto es para saber cuántos somos, quiénes somos y dónde estamos.

Somos la mayoría dentro de las minorías y del Censo depende la representación política. Por eso me gusta apelar al razonamiento y sentido común que admiro en los latinos. Fíjense las preguntas que hace el Censo. Nada de lo que usted responde al Censo puede perjudicarlo. La información que dan en las redes sociales es mucho más personal.

-LF: ¿Por qué es importante que tanto las personas que tienen documentos o las que carecen de ellos se censen?

-ML: Pongo este ejemplo, en 1986 el presidente Reagan otorgó amnistía a indocumentados que comprobaran que tenían viviendo cinco años o más en el país (ha sido el único presidente en hacerlo). Yo trabajaba en las oficinas de Nueva York y se me ocurrió hacer una campaña grande diciéndoles que si se hicieron contar en el Censo del 1ro. de abril de 1980, pueden solicitar una copia. Mucha gente se acogió eso. Esto es un ejemplo específico de que haber participado les representó un beneficio a indocumentados.

-LF: ¿Qué otros beneficios más existen para las personas?

-ML: Además de recibirse los fondos para todos los programas federales (carreteras, hospitales, escuelas, etc) las personas norteamericanas utilizan el Censo para emitir el pasaporte o beneficios del seguro social, si han perdido sus partidas de nacimiento. El documento del Censo se utiliza y se acepta para estos trámites. También hay beneficios estadísticos para los empresarios que quieren traer productos de otros países; ellos consultan el Censo para saber dónde están las comunidades étnicas.

Ana María Díaz, de la Oficina del Censo, habla en los comités para poblaciones difíciles de contar en Broward.

-LF: ¿Por qué se acortó la fecha del 31 de octubre al 30 de septiembre?

-ML: Este es un ejemplo de la manipulación de información, muchas veces los medios la acomodan de acuerdo a sus intereses políticos. Nunca se acortó. En circunstancias normales para julio ya se hubieran cerrado los procesos. Pero la pandemia nos impacta en el mes de marzo.

En ese tiempo el Censo extendió el proceso hasta octubre 31 pues se calculó que tres meses sería una fecha adecuada. Pero luego empezamos a recuperar tiempo y se recalculó esta fecha y se la movió por un mes. La meta es septiembre 30. Quiero reafirmar que no se acuse al Censo con un fin político. El censo es apolítico.

Esto tiene un efecto dominó pues tenemos unas obligaciones. Después de recoger la información debemos tabular, desechar las duplicaciones y los totales deben ser entregados al presidente el 31 de diciembre.

Networking para hablar sobre el Censo 2020 con líderes de la comunidad venezolana de Coral Springs

-LF: ¿De dónde salen los fondos para promover que las personas se hagan contar?

-ML: Ni el Censo ni el gobierno federal tiene que ver. Son iniciativas individuales. Cada estado, municipio y condado, en el puro interés de que su población sea contada, hacen esfuerzos y sacan programas y productos. Esto es porque cada persona significa dinero, dólares para ese municipio que va a recibir en asistencia federal. Si no se censan, se perjudica todo el mundo.

-LF: ¿El Censo es obligatorio?

-ML: Si. Hay multas para los que se niegan (los rebeldes) pero en mis 38 años de trabajar en las oficinas del Censo nunca he visto que se haya aplicado esa ley.

No importa cuánto mejoremos la metodología y la tecnología. El censo siempre tendrá éxito si las personas participan”. Manuel Landívar.

-LF: ¿Cuál es la diferencia entre este Censo y los anteriores?

-ML: Este es un censo histórico. Me alegro que Dios me dio la vida para haber experimentado todo y más que en mis tres censos anteriores. Primero que es un año electoral, así es que nos preparamos emocional y estratégicamente para el ambiente político y es lo que menos nos ha afectado. Pero la pandemia ha puesto de cabeza la vida de todos. También tenemos uno de los años más activos en términos del tiempo, hay dos tormentas atacando el golfo y esto va a afectar la actividad por algunos días. También es la primera vez que hemos ofrecido la oportunidad de entrar en línea para poder hacerse contar. Eso se planificó tratando de sacarle provecho a la tecnología. Pero no importa cuánto mejoremos la metodología y la tecnología, el censo siempre tendrá éxito si las personas participan.

 

Mapa interactivo

Puedes ver la respuesta de tu ciudad aquí

Puedes ver la respuesta a los enumeradores aquí.

 

Cifras

Presupuesto del Censo: 15 mil millones de dólares

Oficinas regionales: 42

Personal aprox. por región: 80.000

Personal nacional: 500.000

 

No es demasiado tarde

Todavía puede completar el formulario del censo por internet en:

2020census.gov/es

 o llamando al 844-330-2020 844-468-2020 (para español),

y  enviando por correo postal el formulario impreso que recibió.

Responda usando la dirección donde estaba viviendo el 1 de abril del 2020 e incluya a todas las personas que estaban viviendo con usted en esa fecha. Su respuesta es importante, y también la de sus amigos, familiares y vecinos, porque los resultados del Censo del 2020 determinan cuántos escaños recibe su estado en la Cámara de Representantes de los EE. UU. y ayudan a informar cómo cientos de miles de millones de dólares en fondos federales se distribuirán a comunidades como la suya en todo el país. S

i recibe la visita de alguien de la Oficina del Censo, le pedimos que coopere con esa persona. Usted sabrá que es un empleado de la Oficina del Censo por su identificación válida con fotografía, marca de agua del Departamento de Comercio de los EE. UU. y fecha de vencimiento. Todos los censistas han sido capacitados en protocolos de distanciamiento social, recibirán Equipo de Protección Personal (EPP) y seguirán las guías locales para su uso.

Sus repuestas al formulario del Censo del 2020 son estrictamente confidenciales y están protegidas por ley. Ninguna agencia gubernamental o tribunal puede usar sus respuestas al censo en su contra de ninguna manera. Las respuestas solo se usan para generar estadísticas.

 

About Adriana Carrera

Adriana Carrera
Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*